¿CONOCES ECOLABEL?​

¿CONOCES ECOLABEL?

Si te gustó ¡comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿CONOCES ECOLABEL?

La Etiqueta Ecológica Europea o ECOLABEL(EEE) es un sistema de calificación ambiental que certifica qué productos tienen menor impacto negativo sobre el medio ambiente. Este sistema de calificación fue creado en 1992 por la Unión Europea y es completamente voluntario para las empresas.

Es una etiqueta con dimensión europea única y puede utilizarse en todos los estados miembros de la UE, además de en Noruega, Islandia y Liechtenstein.

Además de la Etiqueta Ecológica Europea existen en el mercado comunitario otros distintivos de etiquetado, en España por ejemplo, nos encontramos con el Distintivo de garantía de calidad ambiental de producto (Generalitat de Cataluña) o la Marca AENOR Medio Ambiente

Marca AENOR Medio Ambiente

El consumidor debe saber que existen alternativas ecológicas y sostenibles para las empresas y, en este sentido, contar con la Etiqueta Ecológica Europea (ECOLABEL) es un plus en el catálogo de productos y servicios de cualquier Compañía Ecointeligente.

Ha pasado casi un cuarto de siglo desde la implantación de este distintivo por parte de la UE, y hoy en torno a 70.000 productos y servicios la llevan, asegurándonos a los consumidores que cumplen una serie de criterios y requisitos muy estrictos en todo su ciclo de vida, desde que se extraen las materias primas hasta su reciclaje.

Este certificado sostenible lo encontraremos en muchos bienes y servicios, exceptuando productos alimenticios, bebidas o productos farmacéuticos, entre otros, el resto son susceptibles de conseguir esta etiqueta de certificación. Algunos de los productos que ECOLABEL certifica actualmente son: Pinturas, productos de jardinería, productos de limpieza, productos de cuidado personal, lubricantes, muebles, colchones, papel, ropa y calzado, ordenadores, televisores, calentadores, hoteles, campings…

Este distintivo constituye una parte importante de la política comunitaria de instrumentos voluntarios de ayuda a las empresas y consumidores, para mejorar sus actuaciones sostenibles. Con él están promoviéndose productos que pueden reducen los efectos ambientales adversos y se está contribuyendo a un uso eficaz de los recursos y a un elevado nivel de protección del medio ambiente.

La condición de producto sostenible es hoy un indicador muy valorado a la hora de la toma de decisiones de compra por parte de los consumidores, que a menudo elegirán aquellos ecocertificados frente a otros de su misma categoría que no lo estén.

Pero, ¿A qué estamos contribuyendo cuando compramos un producto con el sello de ECOLABEL?

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe información sobre nuestros talleres y las últimas noticias de economía sostenible y ecológica

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.