HACIA EL PARADIGMA VERDE

Paradigma Verde

Si te gustó ¡comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El cambio climático es una realidad y los científicos avisan que se debe actuar ahora o las consecuencias serán muy hostiles para todos los que habitamos el planeta

Desde el año 2015[1] se han ido tomando ciertas medidas a raíz de ser cada vez más conscientes de esta necesidad, estas no han sido o no son actualmente suficientes si lo que se pretende es parar el declive ecológico. Se necesita un compromiso real tanto de los ciudadanos como de las instituciones públicas como de las empresas privadas para llevar a cabo políticas en materia de desarrollo sostenible que sean eficaces. Sólo con el buen hacer de los consumidores no basta. Se requieren medidas, objetivos, infraestructuras e inversión para poder cambiar del paradigma actual a uno mucho más sostenible, que respete los límites del planeta y que ofrezca nuevos estilos de vida, modelos de consumo y tecnología sostenible para todas las personas, grupos y regiones en proceso de transición sin dejar a nadie atrás en el proceso[2].

Según publica el Parlamento Europeo en su web[3] , la producción y uso de plástico ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, sin embargo, en Europa sólo se recicla un tercio de este material. La producción mundial de plástico ha pasado del millón y medio de toneladas en 1950 a los 322 millones de toneladas en 2015. Este crecimiento va de la mano del incremento de los residuos.

La Unión Europea trabaja para reducir los desechos y aumentar la tasa de reciclaje. La mitad del plástico que se va a reciclar se trata en países fuera de la UE, debido a la falta de capacidad y tecnología o a los recursos financieros insuficientes.

A menudo gran parte de los residuos se enviaban a China para su reciclaje, pero el pasado año este país anunció la prohibición de la importación de los residuos, lo que lleva a la UE a encontrar soluciones urgentes.

La baja proporción de reciclaje en la Unión Europea conlleva grandes pérdidas para la economía y para el medio ambiente. Se estima que el 95% del valor del material de embalaje de plástico se pierde en la economía tras un primer uso muy breve.

Cada año, la producción y la incineración de plástico emiten alrededor de 400 millones de toneladas de CO2 en el mundo, lo que se podría reducir con un mejor reciclaje.

Es por ello, que una de las medidas más inminentes por parte de la UE es la de prohibir determinados materiales plásticos de usar y tirar a partir del año 2021 (tipo bastoncillos para los oídos, pajitas para bebidas, cubiertos de plástico de un solo uso, etc.), que representan el 70% de la basura marina[4] . Lo que se traduce en intentar reducir los desechos a través del diseño del propio material para que tenga mayor vida de uso, sea menos contaminante y más reciclable.

¿Qué hace falta cambiar?

En toda esta cuenta atrás hacía una economía sostenible, neutra en emisiones de carbono y eficiente en el uso de los recursos se requieren cambios fundamentales en nuestra sociedad y en nuestra economía. Estos cambios conllevarán oportunidades, pero también riesgos. Para no dejar a nadie atrás en este proceso, El CESE (Comité Económico y Social Europeo) pide a la Comisión Europea, al Parlamento, al Consejo y a los Estados miembros que:

  • Establezcan un Pacto Verde y Social Europeo como parte de una Estrategia de Desarrollo Sostenible de la UE de aquí a 2050 que esté verdaderamente desvinculada de la sobreexplotación de los recursos naturales.
  • Realicen una evaluación sistemática de los posibles efectos colaterales negativos/positivos de la transición en la población de Europa y las regiones estructuralmente débiles, y comprendan mejor los motores intergeneracionales de la sostenibilidad y la desigualdad.
  • Contribuyan a una comprensión más amplia de la “transición justa” (más allá del carbón) y apliquen plenamente el pilar europeo de derechos sociales en apoyo a la misma, impulsando al mismo tiempo reformas de los sistemas redistributivos (fiscalidad adaptada, protección social e inversiones sostenibles y sociales).
  • Garanticen la igualdad de acceso y de oportunidades a una educación y formación adecuadas para todos.
  • Superen los obstáculos a la participación activa de los ciudadanos que no disponen del capital financiero y social, los conocimientos y la información necesarios ni de acceso de oportunidades.
  • Introduzcan políticas que beneficien a los ciudadanos y protejan al medio ambiente, por ejemplo, con planes contra la contaminación atmosférica que prioricen a los grupos vulnerables, políticas de vivienda social ecológica, etc.
  • Fomenten una economía social y colaborativa dentro de la transición a la sostenibilidad.
  • Presten apoyo a las pymes.
  • Mejoren la creación de puestos de trabajo de calidad.
  • Diseñen una estrategia para garantizar que no solo las ciudades sino también las comunidades rurales sean más inclusivas, resilientes y sostenibles.
  • Refuercen la protección y adaptación al clima en Europa para luchar contra la desertificación y hacer frente a la escasez de agua y la despoblación.
  • Den voz a los jóvenes y las futuras generaciones haciéndoles partícipes en la toma de decisiones sobre la sostenibilidad.
  • Promuevan una política comercial sostenible.

En conclusión, afirma Luca Jahier presidente del comité Económico y Social Europeo, el nuevo marco de la política de desarrollo sostenible debe analizar las deficiencias de las políticas insostenibles actuales y dar lugar a un nuevo pacto verde y social que alivie de manera significativa los temores de las personas mediante soluciones prácticas. No se puede solucionar la crisis ecológica hasta que se aborde la dimensión social, y viceversa. Se necesita un debate social para aceptar que la dimensión social debe estar al menos al mismo nivel que las dimensiones económicas y medioambiental.


[1] En 2015, la Comisión Europea publicó un Plan de Acción para la Economía Circular destinado a apoyar y estimular la transición de un modelo de economía lineal a un modelo circular en Europa.

[2] Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre “No dejar a nadie atrás al aplicar la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030”.

[3] https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/society/20181212STO21610/reciclaje-y-residuos-de-plastico-en-la-ue-hechos-y-cifras

[4] https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/society/20181005STO15110/plasticos-en-el-oceano-datos-efectos-y-nuevas-normas-europeas-infografia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe información sobre nuestros talleres y las últimas noticias de economía sostenible y ecológica

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.