5 prácticas sostenibles para ahorrar agua sin esfuerzos

Desde ASUFIN te enseñamos 5 buenas prácticas que implementar en tu día a día para reducir la factura de agua de tu hogar y además, ayudar a salvar el planeta

Si te gustó ¡comparte!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Desde ASUFIN te enseñamos 5 buenas prácticas que implementar en tu día a día para reducir la factura de agua de tu hogar y además, ayudar a salvar el planeta

¿Sabías que tan solo el 3% del agua del planeta es apta para el consumo? Por ello, tenemos que usarla siendo consecuentes. Limitar el uso de agua reduce el gasto energético para procesar y suministrar a tu hogar, lo que, a su vez, ayuda a reducir la contaminación y a conservar los recursos naturales. Por lo que, desde ASUFIN te proponemos realizar 5 pequeños gestos para reducir tu consumo de agua y además, ahorrar en tus facturas.  

1. Elige las duchas: Durante una ducha media se gastan alrededor de 60 litros de agua, mientras que al llenar la bañera se gastan hasta 3 veces más. Este pequeño cambio reducirá significativamente tanto tu consumo como tu factura del agua.

2. Usa lo necesario para cocinar: La cocina es uno de los lugares donde más agua gastamos; y, aunque es imprescindible, existen técnicas de ahorro. Por ejemplo, cuando tengas que cocer alimentos, opta por usar la olla más pequeña, o no prelaves los platos a mano antes de meterlos en el lavavajillas.

3. Utiliza los electrodomésticos de forma correcta: Utiliza el lavavajillas y la lavadora cuando estén completamente llenos, utiliza los programas de lavado rápido para consumir menos agua y reduce la utilización de ambos lo máximo posible. Así, conseguirás notablemente el gasto energético y pondrás tu granito de arena para salvar el planeta. 

4. Repara los grifos en mal estado. ¿Sabías que un grifo roto gotea 60 gotas por minuto? Lo que suma un total de 700 litros de agua al mes. Por ello, debes revisar y reparar todos los grifos de tu casa que pierden agua.

5. Instala economizadores de agua: Un cabezal de ducha de bajo caudal puede reducir la cantidad de agua que se usa en una ducha. Los economizadores de agua para grifos y duchas permiten reducir el gasto de agua hasta un 50%, sin que el agua pierda presión y permitiéndonos ahorrar además en electricidad.